Perspectivas del mercado de materias primas para alimentos. (PARTE I)


                                          Elaborado por: Amexfal, martes 19 de mayo de 2021- 09:00 hrs.

Durante las últimas semanas se ha percibido gran inquietud alrededor del tema del precio de los alimentos balanceados. La mayoría de los vendedores de alimentos cambiaron su lista de precios para reflejar de inmediato las alzas en las principales materias primas. Esta es una acción inmediata de ajuste que puede tener efectos negativos en la producción animal.

Para el usuario, el productor pecuario, esta es solamente una de muchas variables del sistema de producción animal. Es muy posible que, para el productor de animales, una reacción similar tenga que ser en sentido opuesto, vender la producción o los animales a menor precio para deshacerse de ellos y evitar la compra de alimento.

Una vez cerrada la granja, se acabó la compra de alimento. De cualquier manera, las quejas por el precio del producto (carne, leche, huevos) son siempre en el sentido que no es alentador para mantenerse en el mercado.

¿Qué sucede con los precios de granos?  Maíz y soya que son la referencia del mercado agrícola. Después de un año de confinamiento de las personas en casa, el trabajo reducido en las plantas de procesamiento, la demanda por alimentos que no se vio disminuida, los precios básicos se han mantenido a pesar de la reducción de ingresos de consumidor. Ante el ingreso paulatino de la población a la 'nueva normalidad' puede ser visible una mejor perspectiva de crecimiento económico.

La visual que se presenta hoy respecto a producción agropecuaria es de crecimiento (1 a 3%) mínimo pero alentador aun con bajos inventarios. Esto a pesar del efecto cambiante del clima en las regiones agrícolas, algunos problemas de infraestructura -puentes caídos, vías cerradas, conflictos bélicos- que ejercen un efecto inmediato de especulación y atraen algún beneficio temporal a los intermediarios.

Esta es una perspectiva que no se puede llevar a los sistemas de producción animal. En una realidad global con altísimo flujo de noticias, está haciendo falta más información, pero sobre todo mesura al valorar la realidad.

Los precios de maíz y soya habían estado relativamente estables durante 2020 y lo que va del 2021, pero durante la semana del 12 de mayo nos mostraron los incrementos más altos en la historia reciente de estos precios indicativos. Marcamos el día 12 porque a partir de esa fecha cambia la información, un ciclo mensual que se repite para la cosecha más abundante del mundo y más cercana a nuestro país.

Una vez que se conoce el avance del ciclo agrícola en USA la información nos permite formar una mejor proyección del precio de estas materias primas que definen hasta el 85% del costo de alimentación.


Con la confirmación de la información relativa a inventarios, siembras y cosechas, al cierre de la semana reciente el precio de los granos terminó con una apreciable reducción. El indicativo del precio futuro del maíz fue estimado en 5.70 USD/bu y el precio para la más próxima entrega con mejor conocimiento de información ya es considerablemente menor al máximo registrado: 7.2375.

A esta altura del año comercial y con los ciclos agrícolas bien definidos, el mercado de Granos debe considerar el comercio de dos volúmenes: la cosecha 20/21 que ya está en consumo y almacén y la cosecha 21/22 siembra y cosecha a futuro. Esto es muy importante a nivel mundial.

Leer: Perspectivas del mercado de materias primas para alimentos (Parte 2)


Compartir

Amexfal Noticias 19 mayo, 2021

Patrocinadores







Compartir

Archivar


Los prerrequisitos de un Programa de Buenas Prácticas de Manufactura