Lorem Ipsum

 Elaborado por: Amexfal, martes 14 de septiembre de 2021- 09:00 hrs.

La mayoría de las fábricas siguen al nacimiento de la idea de un producto con una previsión de éxito comercial. Iniciando de manera casi artesanal, cuidando bien como hacer las cosas poco a poco se arma una línea de proceso que crece según el éxito del producto y así también crece el riesgo de meternos en problemas.

No tiene que ser así, para mantener y conservar la calidad del producto, podemos operar con las mejores prácticas de manufactura, pero antes debemos incluir a todos los obreros, supervisores y asistentes en esta cultura de trabajo. No basta con una orden o instrucción de la Dirección, estas son algunas ideas para empezar con las buenas prácticas.

·     EMPECEMOS CON UN BUEN DISEÑO DE INSTALACIONES
Si no hemos tenido la oportunidad, conviene hacer una pausa para revisar y planear la necesidad actual y futura de nuestro proceso e incorporar tecnologías en construcción y acabado de espacios con la visión de preservar la calidad e inocuidad del producto. Incluya las áreas de servicio y facilidades para obreros y empleados que permitan mantener el orden y limpieza de la fábrica.

Busque lograr superficies lisas, pisos solidos fuertes, fáciles de limpiar. Limite ventanas, distribuya accesos y cuide el flujo del personal en el proceso. Los techos son fundamentales para ahorrar energía y evitar pérdidas por mojaduras.

·     DESARROLLE Y DIFUNDA BUENOS PROCEDIMIENTOS DE TRABAJO
Todo proceso es una serie de procedimientos que sigue a una secuencia en el flujo del programa de fabricación. Entonces el resultado del proceso será tan bueno como los procedimientos que lo componen. Pero es más importante seguir el procedimiento. Si un procedimiento es largo y complicado, conviene dividirlo en procedimientos más sencillos.

Esta es la mejora continua. Una vez que consiga elaborar el procedimiento, debe difundirlo entre los operadores que participan para que lo puedan aplicar. Solo de esta manera es posible seguir fielmente un procedimiento.

·     COMPARTA Y DIFUNDA LA RESPONSABILIDAD
En el proceso del producto seguramente participan números obreros y supervisores, son muchos los procedimientos en la fabricación, pero cada procedimiento debe tener un responsable. Se puede ser responsable de varios procedimientos, pero es más importante saber quién es el único responsable de cada uno de los procedimientos.

·     PERMITA QUE SE CONSERVEN EXCELENTES REGISTROS DEL PROCESO
Escuche al proceso, aprenda a escuchar el proceso, en todos los procedimientos hay un inicio y un resultado que medir. Consiga esos datos, permita el análisis de la información y los resultados de la evaluación de los procedimientos. Estos datos, números y calificaciones son valiosos y conviene conservarlos. Estos registros nos permiten conocer y visitar la historia del proceso del producto. Al éxito lo conocen todos, el error y fracaso hay que buscarlo en los registros, se puede aprender mucho mas de esta experiencia.

·     ES NECESARIO VALIDAR PROCESOS
Defina cuales son los procesos reconocidos y seleccione los que pueden ser críticos. Hemos conseguido la calidad que diseñamos, ahora debemos preservar la inocuidad. Tenemos procesos que cuidar, se incluyen diferentes puntos de evaluación. En alguna auditoría interna es posible detectar que nuestro plan de producto se puede mejorar, pero es necesario observar atentamente la validación del proceso.


·     LA CAPACITACION ES FUNDAMENTAL
La mano de obra tiene la máxima participación en la definición del proceso, aplicados en los procedimientos obreros y supervisores conservan la calidad que se ha definido para un producto y todas las mejoras que se pueden conseguir del proceso. Para esto es necesario exponer el deseo por el conocimiento que tiene el personal, diseñar programas de capacitación y educación continua en los diferentes aspectos del proceso en la fábrica y aun de aquellos temas del crecimiento humano que permiten el desarrollo personal de nuestros operarios.

·     HAY QUE PRACTICAR LA MEJOR HIGIENE
Las reglas de higiene se aprenden en casa, en nuestra fabrica la limpieza de las áreas de proceso, maquinaria y equipo, son necesarias para mantener la inocuidad del producto. Es nuestra obligación como Ejecutivos responsables, el facilitar a los operarios el acceso a servicios y recursos que les permitan conservar los hábitos propios de higiene personal y del entorno de trabajo.

Los materiales, implementos, equipos y sustancias permitidas para la limpieza e higiene en la fábrica deben ser fácilmente disponibles, así como advertir y evitar crear condiciones que puedan afectar la salud por la ingestión de agua y alimentos durante la jornada del trabajo.

·     MANTENIMIENTO ADECUADO DE MAQUINARIA, EQUIPO E INSTALACIONES
Los activos en la fábrica están formados por las instalaciones y el equipo, ha sido una gran inversión. Siembre exija que el proveedor entregue los manuales de operación, mantenimiento y conservación del equipo. También solicite que le entreguen el plan de mantenimiento preciso para su aplicación de la maquinaria, así como la lista y fuente de los repuestos y partes como consumibles.

Es necesario aplicarse totalmente a esos programas para cumplir el mantenimiento y preservar la vida útil del funcionamiento y preservación de estos activos. Escriba siempre un reporte de cuando, como y quien realizó el mantenimiento, estos registros son invaluables para definir las posibilidades de control del proceso y reducir los paros por fallas del equipo.

·     MANTENGA Y MEJORE LA CALIDAD DEL PRODUCTO EN TODA LA LINEA DE PROCESO
La calidad es una definición precisa de los atributos de un producto, se inicia con la especificación de la materia prima que se requiere, se modifica por efecto del proceso y se puede alterar en los almacenes y empaques del producto. El equipo humano se debe esforzar por conocer los factores y circunstancias que pueden alterar nuestra definición de calidad del producto. Todos los involucrados en el proceso de elaboración de un producto deben conocer el origen, efecto y conservación de la definición de calidad e inocuidad de nuestro producto.

·     HAGA DE LAS AUDITORÍAS UNA RUTINA DE TRABAJO
Hemos llegado al punto en donde en base al conocimiento y difusión de la capacidad de nuestro proceso, somos capaces de cuantificar y calificar el resultado del proceso con su efecto en la definición de calidad e inocuidad de nuestro producto. Tenemos datos, control y responsables de los procedimientos de manufactura del producto.

Todo parece bajo control, la única forma de conocer el desempeño del proceso de manufactura es conducir una auditoria, no importa que sea un mal resultado, es una evaluación de oportunidades. Realizar auditorías bajo un programa regular brinda a nuestra empresa la confianza de seguir en un proceso de mejora continua, al final somos todos los responsables de conservar la calidad e inocuidad del producto que distingue a nuestra empresa por su aplicación en las buenas prácticas de manufactura.

Leer: Los prerrequisitos de un Programa de Buenas Prácticas de Manufactura

En Amexfal te asesoramos en la mejora de los procedimientos internos de tu empresa necesarios para cumplir con los requisitos de una certificación en BPM.

Compartir

Amexfal Noticias 14 September, 2021

Patrocinadores







Compartir

Archivar


UNA SOLA SALUD: Significado e Implicaciones en la producción de alimentos pecuarios